analysis

updated 20160129

[*No pongas tus manos sobre el PSOE"Lo paradójico es que los que nunca nos han considerado verdaderos españoles nos piden ahora que sacrifiquemos al PSOE apelando a nuestro patriotismo. Y los que nunca nos han considerado verdaderamente de izquierdas, nos piden que sacrifiquemos al PSOE apelando a nuestra coherencia como militantes de un partido de izquierdas. En ambos casos nos piden que nos sacrifiquemos por unos valores que no nos reconocen. ¿No sería más razonable que quienes nos piden sacrificios nos cuenten primero los que ellos están dispuestos a hacer?" José Andrés Torres Mora y Máximo Díaz-Cano El País 29.01.2016

[Entrevista a Felipe González: El expresidente socialista explica su punto de vista sobre la actual crisis política y ofrece un marco en el que pueda encontrarse una salida"Esos dirigentes, con el debido respeto que merecen sus votantes y los grupos que se han sumado a las distintas plataformas, quieren liquidar, no reformar, el marco democrático de convivencia, y de paso a los socialistas, desde posiciones parecidas a las que han practicado en Venezuela sus aliados. Pero lo ocultan de manera oportunista. Del mismo modo, dejaron de hablar de Grecia cuando más lo necesitaron sus amigos. Son puro leninismo 3.0." El País 28.01.2016

[Entrevista a Sandro Mezzadra"P. Es curioso que destaque su pasado en América Latina, en Venezuela, Argentina, Bolivia, etcétera, porque ellos prefieren no hablar demasiado del tema.
R. Estoy al tanto de que ha habido escándalos, probablemente algo forzados, para desacreditar a Podemos. Yo no sé casi nada de estas acusaciones de modo que no tengo mucho que decir. Independientemente, no se puede negar que desde el punto de vista de su modelo político, América Latina ha sido muy importante, con todas las diferencias que hay entre la situación de América Latina y la de España. No se trata de importar un modelo, pero ciertamente las experiencias de los gobiernos progresistas latinoamericanos de los últimos 10 años han sido muy importantes para Podemos. Es indudable." 
El Confidencial 6.09.2015


[Hacia la estación Finlandia"El éxito del experimento, acelerado por el cambio en la estructura de oportunidades políticas ante la masiva desafección a los partidos de la casta, desembocó en el “leninismo 3.0”, una estrategia de conquista de poder a base de hiperliderazgo personal, comité ejecutivo fuerte, asambleas bajo control, afiliados deliberantes en círculos abiertos, presencia en la televisión como mejor instrumento “productor de ideología” y uso masivo de redes sociales, ya fuera para provocar trending topics, ya para reafirmar el liderazgo ante dificultades imprevistas. De los ensayos de contrapoder surgió “la máquina de guerra elec­­toral”, puesta a prueba con un resultado apabullante en las elecciones europeas."Santos JuliáEl País 03.06.2015

[Podemos y el primer amor"Eso mismo es lo que Podemos está haciendo: mentir para ganar elecciones. Tengo un buen concepto de mi vieja profesora de inglés porque ella nunca fingió nada. Siempre fue sólo lo que era, aunque yo quisiera ver otra cosa. De Pablo Iglesias no puedo decir lo mismo." El País Semanal 17.05.2015

[¿Intelectuales como políticos?¿Fin de un divorcio?] "Esta situación originó cuestionamientos esporádicos sobre si no era acaso la misma democracia la que requería modificaciones, ¿no debía la democracia adaptarse al siglo XXI? La respuesta no surgió, ni de la Tercera Vía, ni de los intelectuales; la respuesta pragmática más clara fue la promulgación por Hugo Chávez en Venezuela de lo que llamó Socialismo del Siglo XXI. Los gobiernos surgidos bajo esta insignia en América Latina modificaron a su antojo las reglas del juego, instituciones y constituciones, aludiendo a la necesidad de empoderar a las masas. Con fórmulas vistosas como los Consejos de Poder Ciudadano, o slogans como “el pueblo Presidente,” el chavismo en Venezuela, el Orteguismo en Nicaragua, los gobiernos de Evo Morales, Rafael Correa y Cristina Kirchner reinventaron la democracia y la justicia social, decretando la zanahoria para sus partidarios y el garrote para sus críticos. Sonaron las trompetas anunciando la Tierra Prometida pero también los tambores de una declaratoria de guerra a los intelectuales díscolos. Se centralizó el poder y se montaron hábiles maquinarias de propaganda que satanizaron el disenso y excluyeron a los que tildaron de enemigos. En este Socialismo del Siglo XXI el que no es “leal” es peligroso. Sin duda que hay muchos aspectos positivos en la gestión de estos gobiernos, pero la aparición de una nueva nomenclatura dispuesta a imponer su verdad absoluta en nombre de la necesidad de los pueblos trae consigo el olor de viejas dictaduras. Acallar la crítica tiene consecuencias. Ya pasó, en América Latina, la época dorada de los intelectuales-políticos. Veremos qué pasa en España donde los intelectuales han vuelto a la palestra. Hay que cuidar que el sueño de la razón no produzca monstruos." Gioconda BelliBabelia 21.03.2015

[Podemos y la centralidad del tablero político (II)"Pocos estarán en desacuerdo con la idea de que la ambigüedad de Podemos en relación a su posición ideológica es deliberadamente estratégica. Una estrategia que no esconden y que incluso explican en conferencias, entrevistas o tertulias de televisión. En Podemos entienden que articular la competición en torno a la tensión izquierda-derecha no les sirve para aglutinar intereses y lealtades que desemboquen en un terremoto en el sistema de partidos y, por tanto, en el orden actual de las cosas. Podemos está en la izquierda (como IU o Syriza), sí. Pero, estratégicamente, prefieren no poner el acento en ello.". Sebastián Lavezzolo .Eldiario.es 28.01.2015

[Syriza, Podemos: ¿nos tomamos muy en serio vuestros sueños?"La política no puede limitarse a ser una caja de resonancia de los humores populares. Al contrario, tiene el deber de indicar un camino viable que lleve el barco fuera de la tempestad. Una izquierda que no sea capaz de ver también las enormes deficiencias y vicios de sus sociedades (y no solo de sus dirigentes) y que, sin caer en el masoquismo, no logre plantear las reformas necesarias para hacer viable al Estado de bienestar y productiva a la economía, parece una izquierda que no hace las cuentas con la realidad y que, bajo un traje radical, puede esconder una propuesta poco innovadora." Andrea Betti y Gabriel Echeverría. The Huffington Post 11.02.2015

[El CIS da resaca a la prensa de la derecha"[Isabel San Sebastian] afirma que “el ascenso de Podemos inquieta incluso al PP, beneficiario de la división que demedia a la izquierda”. En Génova “se mira con suma inquietud ese vuelco que nadie aventuró. Y es que una cosa es disfrutar viendo a tu adversario histórico lidiar con unos extremistas susceptibles de hacerles un boquete en el electorado y una muy distinta contemplar impotente, cómo esos extremismos se alzan sobre el cadáver de tu adversario hasta hacerte sentir a ti su gélido aliento en la nuca" El Plural 05.02.2015


[Marcha sobre Madrid"Podemos viene a llenar un vacío, pero palabras, modos y ocultaciones revelan ansia de poder personal y rezuman autoritarismo. Ocultaciones, porque los ciudadanos tienen derecho a saber por qué cosa y cómo será sustituido el régimen caduco de 1978, qué balance realizan hoy de ese chavismo que les financiaba —“todo se sabe, todo se descubre”, advirtió Cicerón—, al cual elogiaban y del que tanto han aprendido. Mantener tácticamente esos silencios no es discreción, sino engaño." Antonio ElorzaEl País 31.01.2015

[El peligro de una sociedad sin divisiones] "Podemos no pretende representar a unos intereses o sentimientos políticos faccionales, sino a todo el pueblo, entendido como totalidad indivisa, preexistente y antagónica de eso otro que termina por ser inevitablemente el no-pueblo. En este sentido, la propuesta de Podemos de comprensión y tratamiento del espacio político contradice directamente al pluralismo democrático y, en ese preciso sentido, Podemos es totalitario".Jose María Ruiz SoroaEl País 09.12.2014

[Mucha frase, ningún discurso"En definitiva, una mezcla de asambleas, consejos y vanguardia que recuerdan por igual el asambleísmo universitario, los sóviets o consejos de soldados, obreros y campesinos, y el centralismo democrático del socialismo real, con las novedades de un uso masivo de la Red, la activa presencia en tertulias de televisión, cuanto más vociferantes, mejor, y la empalagosa cursilería de las llamadas a la ilusión, la alegría y la felicidad." Santos JuliaEl País 24.11.2014

[Los caramelos de Podemos"A su vez, es una estrategia astuta. Es una estrategia de aprovechar el descontento popular para ofrecer una alternativa diferente —sin tener que preocuparse en demasía sobre el contenido de la palabra “diferente”. La caracterización que hace la prensa extranjera es de “izquierda” o “extrema izquierda”, comparado muchas veces con el movimiento griego Syriza, y sobre todo “populista”. Populista en el sentido de que sus objetivos pueden resultar aceptables en abstracto –pero nunca se detalla cual es el coste ni las consecuencias de los mismos, y por tanto son más utópicos que realistas." Ángel UbideEl País 09.11.2014

[El Podemazo"Iglesias y los suyos lo saben y por eso descartan presentarse a las municipales: no quieren que la cólera desagüe en prematuras batallas menores. Pretenden utilizarla como combustible de un asalto al poder planificado con estrategia de ajedrez leninista. Si algo han demostrado hasta ahora es una poderosa inteligencia política, mucho más versátil que la de sus paquidérmicos adversarios." Ignacio CamachoABC 06.11.2014

[Podemos: ¿una victoria de Gramsci?"Pienso que el principal acierto de la formación encabezada por Pablo Iglesias puede venir marcado por la comprensión del análisis gramsciano de las sociedades de los países desarrollados, y no se han quedado solo en el análisis, sino que a partir de ahí han llegado a la conclusión de que era necesario penetrar en el instrumento más potente de construcción de la hegemonía del sistema: los medios de comunicación." Carlos GutiérrezRebelión 30.05.2014

[¿Genera desafección Podemos?"El relato que hace Podemos sobre la situación de nuestro país contiene, en mi opinión, tres ingredientes: el pesimismo, la descalificación y el juego de palabras. ¿Qué significa esto?". Ignacio UrquizuEldiario.es 29.10.2014

[¿Qué le diría el Nobel de Economía a Pablo Iglesias?"¿Cuáles podrían ser las consecuencias de que el órdago sobre el liderazgo de Podemos desvele que en realidad Iglesias y el equipo promotor dan más valor a mantener el poder de dirección que al proceso democrático de participación que proclaman en sus principios?". Sebastián LavezzoloEldiario.es 17.10.2014

[La verdad acerca de Pablo Iglesias y su partido político PodemosPodemos quiere ganar las elecciones y convertir a España en el nuevo satélite bolivariano. Si lo consiguen la gente mirará a Pablo Iglesias y se preguntará en qué momento se convirtió en un dictador comunista. Cómo paso de ser el demócrata de los debates televisivos y se convirtió en el déspota tirano. Esta es la realidad: Pablo Iglesias ya es un dictador comunista. Ya es un tirano. Se está escondiendo detrás de una máscara de democracia, está siguiendo el guión. Que España se convierta en la cárcel de tus hijos depende de ti".Yael Farache. Acapulco 70. El blog de Yael Farache

[Podemos: asaltar, ¿para qué?“… Los miembros de Podemos tienen así la facultad de decidirlo todo, siempre que su decisión coincida con la previamente adoptada por el Secretario General. A lo mejor esto les hace sentirse libres, una pizca revolucionarios, y más felices. Pueden contentarse con el voto accesorio sobre las cien resoluciones presentadas, causantes de escaso entusiasmo: la de la reestructuración de la deuda, introducida para limar asperezas del pasado, obtuvo menos del 7% de preferencias sobre el total de posibles votantes. Y por fin a los disconformes, igual que a los inevitablemente perdedores, les toca apartarse". Antonio ElorzaEl País 25.10.2014

[¿Quién dijo populismo?“… los [partidos] que no son sólo populistas tienen que pagar su arrogancia perdiendo votos en las elecciones siguientes, mientras que aquellos que lo son plenamente no pagan jamás, porque la culpa del incumplimiento siempre la tienen otros (España que nos roba, la UE que nos repudia, el capitalismo internacional que nos explota…), lo que exige un nuevo salto adelante (hacia el vacío)". José Luis PardoBabelia 27.09.2014

[La batalla de la izquierda: ¿reforma o ruptura?Al que no le parezca muy tranquilizador el plan de destruir lo existente sin saber por qué se sustituirá, se le pide que tenga fe, una categoría religiosa (la fe es la capacidad de "creer sin ver") que no parecería cuadrar bien con los planteamientos de la izquierda radical. Cierran así los dos textos dejando al lector convencido de que los autores creen que el sistema no funciona, pero sin la información necesaria para tomar la única decisión que verdaderamente hay que tomar, un acuerdo que, como al final del franquismo, no puede ser otro que el de elegir entre reforma o ruptura". José Ignacio TorreblancaBabelia 27.09.2014

[Podemos, pero no queremosResulta que los dirigentes de Podemos desconfían de la política precisamente en el lugar en el que la política está más cerca del pueblo. Porque ellos no son ni de derechas ni de izquierdas, ni se meten en política. Lo suyo es la tertulia, predicar pero no dar trigo". José Andrés Torres MoraEl Plural 30.09.2014

[Arriolismo¿Y por qué los aliados mediáticos de la derecha colaboran de manera tan entusiasta en la promoción de los portavoces de la izquierda populista? Porque Arriola ha calculado que el PP gana más teniendo en frente una izquierda fraccionada, cainita y sin credibilidad como gobierno. Si hay un espantajo que moviliza al electorado de la derecha tanto como la amenaza secesionista, es la izquierda radicalizada, populista y antisistema. Resulta infalible. El PSOE no infunde miedo al electorado de centro derecha, sino animadversión en unos casos y respeto desde la discrepancia en otros. El chavismo a la española, sí. Seguramente, a Arriola se le pasa a veces por la cabeza que podrían arrepentirse ante un Parlamento demasiado fraccionado y una oposición sin capacidad para atender los asuntos de Estado. Pero la prioridad es acabar con el adversario al que realmente temen: un Gobierno socialista capaz de afrontar reformas a favor de la igualdad y el progreso. Y lo primero es lo primero." Rafael SimancasFundación Sistema

[Debemos, no solo podemos, hablar de Podemos“Asamblearismo”, “masa”, portavoces “carismáticos” construidos en los medios que al mismo tiempo deploran la “ausencia de liderazgos”… son todas señales de alarma que dificultan entender que, como decía Ortega, “nos pasa que no sabemos lo que nos pasa”… Pero habrá que hablar de ello". Juan F. López Aguilar El País 26.09.2014

[Derecha e izquierda, arriba y abajoEl gran hallazgo discursivo de Podemos no ha sido acusar al PP y al PSOE de ser lo mismo, pues de ahí el PSOE siempre puede escapar. El gran hallazgo es plantear un discurso de los de arriba, la casta, contra el pueblo. El PP puede seguir movilizando a su electorado con el discurso de la anti-España (los separatismos, el catolicismo) o la recuperación económica, pero el PSOE no puede convertirse en estatua de sal y quedarse en los 80 con el enfrentamiento izquierda/derecha, que para muchos no es más que una riña de patio de colegio entre partidos desconectados de los intereses de los ciudadanos." José Saturnino MartínezInfolibre

[Los populismos favorecen al ppNo les gustan los modelos políticos y económicos de Europa ni los de Norteamérica. Y ciertamente tienen muchos defectos. Por eso algunos planteamos reformas. Pero nunca explican cuáles son sus referencias. O no las tienen, y eso haría sospechar sobre la viabilidad de sus planteamientos. O sí las tienen y prefieren no decir la verdad." Rafael SimancasBlog Rafael Simancas


[El PSOE no cayó en la tentación.El olfato de la parroquia socialista detecta con la suficiente precisión los olores políticos como para entender que Podemos no es un partido de izquierdas sino una formación populista nutrida por gente de extrema izquierda pero también de ultraderecha." José García Abad El Plural

[La violencia de los fascistas de La bandera negra….Vivimos tiempos en los que populismos y fascismos han logrado que las izquierdas se avergüencen de creer en los partidos y se sumen, junto con los idiotas de ultraderecha que no saben que lo son, al ataque a toda forma partidaria, sea la que sea".MaratAsaltar los cielos

[Podemos hablar de podemos.Para empezar, no es verdad que la redefinición del paisaje político afecte por igual a los dos grandes partidos tradicionales (supuestamente, PSOE y PP): no; en realidad afecta mucho más al PSOE, y particularmente a su vocación mayoritaria en el seno de la izquierda. De ahí que Podemos haya recibido apoyo directo e indirecto -y su demonización es parte de su propaganda- por parte de la derecha política, publicista y mediática con su sobreexposición en medios de la derecha ultraconservadora". Juan Fernando López AguilarThe Huffington Post 9.09.2014

[Podemos: el ascenso al poder.“El primero [de los textos] determina el objetivo principal: alcanzar el Gobierno a corto plazo, pues “ahora es el momento”, aprovechando la “ventana de oportunidad” que proporcionan la crisis, la deslegitimación del régimen y de “la casta”, fundamentalmente de la pieza clave de integración en el régimen constitucional, el PSOE. Es preciso hacerse con los centros del poder político, actitud estrictamente leninista. Sin reformismo. Y a una concepción militar del conflicto político corresponde necesariamente una estructura orgánica adecuada a tal fin". Antonio ElorzaEl País 9.09.2014

[Algunas preguntas sobre Podemos e Izquierda Anticapitalista..“Es en este asunto crucial donde se han visto las dos almas de Izquierda Anticapitalista, ahora escindidas. Aquella que desea ser respetuosa con el tempo marcado por las agendas que construye con otros/as y aquella que desea dar el salto, aunque sea al estilo Marine, cogiendo a un puñado de sus mejores hombres, que no mujeres, y lanzarse contra la posición enemiga.". MadriloniaMadrilonia

[Podemos y el anticapitalismo actual.“Como militantes anticapitalistas que entienden la importancia de intervenir en Podemos, vemos la necesidad de un análisis detenido del discurso predominante de esta nueva fuerza política, sus mecanismos de articulación, sus límites y potencialidades para extender una ideología antagónica, su capacidad como herramienta de transformación social. Con este artículo tratamos, en definitiva, de pensar el papel y el margen de intervención de las y los anticapitalistas en el ciclo político que se acerca". Rocío Cruz, Juan Medem y Clara MarañónAnticapitalistas Burgos

[¿Es Podemos una alternativa para la izquierda?.“Si de pronto España decidiera ir en dirección opuesta a la de todos sus socios europeos y avanzara por el camino que propone Podemos, en poco tiempo nos quedaríamos sin financiación para mantener los servicios públicos básicos. La economía poco a poco se haría más improductiva, cerrarían empresas y el paro se volvería a disparar. Pronto, la inflación se comería los ahorros de los trabajadores y aumentarían todavía más las desigualdades. ¿Les parecen estas propuestas de izquierdas? A mí, no.". Antonio Roldán MonésEl País 3.07.2014

[Demasiada sangre, demasiado olvido.“Quieren vender los nuevos y vírgenes profetas de la democracia –en pinza curiosa con la extrema derecha- que aquella transición del franquismo a la democracia no fue otra cosa que un chanchullo, un gatuperio o un cambalache entre sinvergüenzas franquistas y sinvergüenzas más modernos, que so capa de nuevos demócratas, robaron la libertad y el auténtico poder de representación a ese pueblo al que una vez más engañaron. Bien. Solo algunos beatos –que los hay- ven en aquel periodo la esencia de la bondad, sin mezcla de mal alguno. Una tontería, claro. Como pensar lo contrario, sin entender que entonces se hizo aquella reforma –podría haber tenido algunas variantes, por supuesto porque nadie tuvo la fuerza necesaria para imponer la ruptura. Ninguno de los hoy profetas entiende que en aquellos años ni las urnas ni la calle acompañaron a los revolucionarios. Se impuso la reforma por la fuerza de los votos, expresión libre del pueblo, y fracasó la ruptura porque nadie siguió a quienes apostaban por acabar a sangre y fuego –literal- con aquel vergonzoso franquismo". José María IzquierdoEl País 24.08.2014

[La irresisistible ascensión de P.I..“Nos movemos, pues, en el terreno de un engaño consciente, pues una cosa es la propuesta abierta y otra la intención real, de acuerdo con la máxima de P. I.: lo importante es ganar. De momento, toca inscribirse en el espacio de una izquierda intransigente, sin más aristas, para absorber a IU y preparar la OPA contra el PSOE. El supuesto de fondo es la necesaria latinoamericación de la política del Sur de Europa, con el ejemplo de los regímenes autoritarios y populistas. No importa que Venezuela sea un caos económico y que aquí no tengamos petróleo a 100 dólares para sostener el tinglado.". Antonio ElorzaEl País 3.07.2014

[Izquierda, reformismo o populismo.“La respuesta no está ni en la vuelta a los sóviets ni en la promesa fácil del nuevo populismo. Tampoco valdrán las grandes coaliciones que traicionan la imprescindible alternativa democrática. La crisis de la izquierda se resolverá con un nuevo proyecto y un nuevo liderazgo de cambio reformista, con la aspiración de ganar la confianza de las mayorías y gobernar la sociedad de hoy conforme a los principios de siempre, la igualdad y la libertad.". Rafael simancasEl País 3.07.2014

[La ola.“El proyecto de Podemos no es como el de Alexis Tsipras, revolucionario, de cambio radical en la Europa realmente existente, sino antisistémico. Al otro lado de la ruptura total con el régimen representativo, esclavo de “los mercados”, de esa siniestra transición de 1977 que borró la memoria histórica y sancionó el dominio de los poderosos, estará “el pueblo”, reunido en sus asambleas para formar un nuevo poder constituyente (otra vez Chávez), léase minorías activas controladas desde Internet por el Líder (como Grillo). ¿Democracia?". Antonio ElorzaEl País 16.06.2014

[¿Monarquía o República?: Democracia“Y en lo que se refiere a la izquierda, los socialistas que apresuradamente se apuntan a una consulta exclusiva sobre la forma de gobierno, olvidando otras más acuciantes carencias constitucionales, deberían aprender del historial de conflictos de su partido con los anarquismos de turno, siempre deseosos de arrebatarles el protagonismo de una revolución, hoy imposible, y ahora de las reformas solicitadas, tan necesarias como difíciles. Los discursos de Pablo Iglesias (el original, que no la copia) y su correspondencia privada con Engels, están repletos de ejemplos al respecto y bien pueden servir de aviso a navegantes". Juan Luis CebrianEl País 8.06.2014


[¿Élites contra ciudadanos?“Este discurso es el que ha alimentado el éxito de Podemos. Sus líderes se han presentado como un grupo de ciudadanos normales frente a la "casta". De hecho, para Pablo Iglesias y sus seguidores el conflicto izquierda-derecha parece superado y en estos momentos el debate político lo han centrado en "ellos contra nosotros", siendo ellos la élite y nosotros el conjunto de la población. No obstante, este discurso tiene algunas fracturas. En primer lugar, me cuesta imaginar una sociedad sin élites. Es decir, incluso en los escenarios más revolucionarios, siempre existe una "vanguardia". Dicho en otras palabras, la alternativa no puede ser que se acaben las élites, porque siempre está la necesidad de delegar determinadas tareas en un grupo de dirigentes.” (2). Ignacio UrquizuEl diario.es 5.06.2014


[Ni de derechas ni de izquierdas. O sea de derechas“Estos vaivenes respecto a los límites de las organizaciones que conforman la casta política son una mezcla de improvisación, aventurerismo, falta de planteamiento estratégico y de cohesión en e discurso, parcheo sobre la marcha y oportunismo por parte de un grupo de jóvenes profesores universitarios, y de un partido que no se comía ni una rosca antes del invento de “la cosa” -Izquierda (Anti) Capitalista- con una desmedida ambición de pasar a ser parte de ella”. La barricada cierra la calle pero abre el camino.


[¿Es PODEMOS un partido populista?“El populismo puede ser entendido como un estilo de liderazgo caracterizad por la relación directa, carismática, personalista y paternalista entre líder-seguidor, que no reconoce mediaciones organizativas o institucionales, que habla en nombre del pueblo, potencia la oposición de éste a “los otros”, busca cambiar y refundar el statu quo dominante; donde los seguidores están convencidos de las cualidades extraordinarias del líder y creen que gracias a ellas, a los métodos redistributivos y/o al intercambio clientelar que tienen con el líder (tanto material como simbólico), conseguirán mejorar su situación personal o la de su entorno” (2). . José Ignacio TorreblancaEl País 19.05.2014


[Martes NegroEn España no habrá Gran Coalición PSOE-PP. Por lo tanto, el siguiente gobierno deberá venir por una especie de Frente amplio de izquierdas. La clave es crecer y crear para luego distribuir. Tardaremos mucho en crecer por lo que debe haber un gran pacto contra la pobreza que es suficiente para conseguir ese Frente Amplio. Para ello, los líderes de IU tendrán que enfrentarse a sus asambleas y explicarles que es por responsabilidad histórica y que cuando uno llega al gobierno tiene que dejar la tierra de Utopía que es la tierra que no existe. El Economista Observador 29.04.2014


[A las barricadas] No en vano, como recuerda el autor [Antonio Elorza], "la búsqueda del paraíso se hizo empleando a fondo la violencia" y el "tremendismo primario". Y basta para ello recordar la consideración que Federica Montseny tenía del gobierno reformista de Azaña en 1933: "El fascismo no viene; está ya en el poder". O la increíble satisfacción de Juan García Oliver por haber contribuido, en el verano de 1936, el colapso del régimen republicano: "No nos plegamos a sostener y reformar al nuevo régimen y empezamos a zarandearlo. Y la República no logró afianzarse". Enrique Moradiellos. Babelia 1167/05.04.2014


[Democracia sin política] Alrededor o en los extremos de los partidos se han configurado tea parties que se erigen como protectores de los valores, representantes de las víctimas, portavoces de la multitud o de alguna revolución pendiente. Desde estas trincheras apolíticas parecen dominarse las cosas con una claridad de la que no disponen quienes tratan habitualmente con el principio de realidad. La ira de esos grupos no se dirige tanto a los adversarios como a los propios cuando amagan con rebajar el nivel de lo políticamente innegociable. Extienden una mentalidad antipolítica porque no han entendido que la política comporta siempre ciertos compromisos y concesiones. Los sectores duros de los partidos marcan el paso de una manera que probablemente no les corresponde con criterios de representatividad y dificultan ciertas reformas para las que se requiere el acuerdo político con los adversarios. Daniel Innerarity. El País 28.02.2014